Enviado por Manuel D'Alessandro el 20/11/2016 - 22:51

Continuando con nuestra recorrida por los diferentes índices bursátiles, que miden el comportamiento diario de los principales mercados de valores del mundo, vamos a conocer el FTSE 100, que dada su importancia hasta ha adquirido un “apodo cariñoso” propio, ya que todos lo llaman Footsie. El FTSE 100 es el principal indicador de la Bolsa de Londres. Su elaboración está a cargo desde sus comienzos, por una alianza conformada por el diario Financial Times – el medio económico más importante del mundo – y la Bolsa de Londres. FTSE – Financial Times Stocks Exchange – elabora una multiplicidad de índices de mucho interés para los inversores.

Nacimiento e importancia del FTSE 100

El índice más importante de la bolsa londinense comenzó a medirse en enero de 1984 y se tomó una base de 1000 puntos para el seguimiento de las operaciones. Desde el Financial Times aseguran que Footsie vino a llenar un vacío en lo que respecta a información bursátil en tiempo real, ya que el índice FT-30 – anterior al Footise – era medido cada hora y esto comenzaba a ser un problema para los inversionistas.

Es fácil imaginar que el FTSE 100 mide el comportamiento bursátil de las 100 compañías de mayor capitalización que operan en la Bolsa de Londres. La pertenencia a este grupo de papeles de elite es revisada por la compañía encargada del índice, cada 3 meses. El índice se calcula sobre bases simples ya que se trata de una ponderación que considera la capitalización bursátil ajustada con el capital flotante, también llamado free-float. Al igual que otros índices bursátiles de importancia, el FTSE 100 toma en consideración algunas restricciones en el capital flotante: las inversiones de importancia en otras empresas que forman parte del índice. La participación de importancia largo plazo de fundadores, familiares y directivos de la compañía. Las participaciones gubernamentales. Todo esto con el fin de evitar elementos que hagan crecer de manera ficticia el valor de capitalización de los papeles.

Desde la empresa responsable de los índices FTSE se jactan que el Footsie fue el primer indicador en Europa que permitía la toma de decisiones en las operaciones con derivados y que fue una base importante para el mercado de futuros y opciones bursátiles.

El comportamiento del FTSE 100

Cuando el 3 de enero de 1984, el índice Footsie debutaba en la Bolsa de Londres con una base de 1000 puntos, nadie imaginaría que al día de hoy estaría rondando los 6800 puntos, es decir casi 6 veces más que en su debut. Pero este crecimiento del índice más importante del Reino Unido ha conocido de picos y de valles muy importantes.

Durante el año 1999, el FTSE 100 llegó a batir records de crecimiento, impulsado por la enorme burbuja creada alrededor de las empresas “punto com”, por supuesto que el fin de ese enorme movimiento especulativo que adquirió un carácter global, hizo retroceder a índice también a valores records, pasando en poco tiempo de los 6900 puntos a los 3500.

La crisis de las hipotecas subprime también dejó sus profundas huellas, tanto dentro del sistema financiero británico, como dentro de los índices como Footsie. Fueron los anuncios de rescate a las distintas empresas del sector financiero lo que lograron que el FTSE 100 no se derrumbara a niveles nunca vistos e iniciara una lenta recuperación.

El FTSE 100 y el Brexit

Los índices que miden la actividad bursátil actúan como un componente psicológico muy fuerte a la hora de tomar decisiones y no siempre son el reflejo de los profundos cambios que sacuden los mercados financieros.

Un ejemplo de lo que estamos diciendo es que luego de conocidos los resultados de referéndum que establecía la salida del Reino Unido de la Unión Europea, todas las bolsas de los mercados mundiales se desplomaban, sin embargo, el FTSE 100 comenzaba a ganar terreno llegando a medir 7100 puntos, el máximo histórico ¿Acaso los inversionistas consideran positiva la salida de la UE? Posiblemente no, pero los mercados recibieron la noticia con una profunda devaluación de la moneda inglesa – la libra esterlina – y ésta mantiene una relación inversa con el índice Footsie, lo que hizo subir los mercado de forma acelerada.

Muchas veces la idea que los índices nos hablan de la salud de los mercados, puede ser una concepción poco ajustada a la realidad. Los índices como el FTSE 100 nos habla del comportamiento accionario, pero si analizamos profundamente, mientras este índice sube como consecuencia de la devaluación de la moneda, ésta estará provocando un deterioro de le economía en el Reino Unido, de proporciones. Por ello los analistas deben tomar los índices como parte de una visión más amplia que permita prever, a futuro, el comportamiento de los mercados y cuáles son las mejores decisiones.